jueves, 14 de enero de 2016

¿Cómo puede bloquearse una emoción?


En estos últimos años han proliferado mucho los libros de autoayuda y de inteligencia emocional, porque cada vez más tenemos necesidad de aprender y de ayudarnos de técnicas que nos faciliten expresar lo que sentimos.
Hemos estado inmersos en una educación  donde se alimenta la culpabilidad y el ser poco ostentosos a la hora de expresarnos emocionalmente lo que ha provocado muchos bloqueos en muchas personas. ¿Cómo?

Tenemos que entender que el cuerpo físico es la herramienta que utilizamos para expresar las emociones: una sonrisa, la rabia, la ira, la tristeza... son situaciones que vienen acompañadas de una forma muy concreta de contraer los músculos de la cara y el cuerpo; de respirar; de adoptar una postura determinada. Esta expresión corporal actúa como la válvula de la olla exprés, de manera que si en un momento determinado tenemos una experiencia emocional que negamos y no expresamos; toda esa "energía" queda bloqueada en las zonas anatómicas que se hubieran activado para expresarla, consiguiendo reprimirla. Este hecho puede quedar fijado en forma de contractura muscular, aumento de tono, postura compensatoria; y es lo que se conoce en algunos libros como quiste emocional o bloqueo psicocorporal.

Todos aquellos sentimientos y emociones que no somos capaces de expresar van bloqueando nuestro cuerpo físico, limitándolo como si de correas se trataran, y perdiendo cada vez más nuestra espontaneidad y nuestra libertad.

Un ejemplo de cómo el cuerpo expresa emociones lo tenemos en los casos que todos hemos tenido, cuando al ver llegar a una persona conocida; y solo por su postura, forma de caminar y expresión sabemos que le pasa alguna cosa o que no se encuentra bien. Otros ejemplos los encontramos en las expresiones  populares como: se me partió el corazón, todo se lo hecha a la espalda, me temblaban hasta las piernas, se me hizo un nudo en el estómago, es muy inflexible, se me saltaban los ojos,...; donde estamos asociando partes corporales a estados emocionales.

Es por ello que para conseguir un buen estado de salud física, es importante sanar esas "heridas emocionales " que lo limitan y atan; consiguiendo así una mayor sensación de libertad y plenitud, que nos proporcionará un camino hacia el estado del bienestar.

En el dicho MENTE SANA IN CORPORE SANO, se debería añadir y EMOCIONES liberadas.

A la hora de reconocer y expresar nuestras emociones deberíamos ser como el bebé, transparente, sin miedos ni bloqueos, permitiendo que estas emociones puedan brotar de emociones nosotros de forma espontánea. Ni que decir tiene que no existen emociones buenas (alegría) o malas (tristeza). Todas son herramientas válidas y necesarias que utilizaremos para expresar un determinado estado interno, y por ello todas son igualmente importantes e imprescindibles.

Que podemos decir que "de las buenas experiencias se disfruta y de las malas se aprende". 
Todo aquello que nos sucede y sentimos, como una manera de aprender a conocernos mejor.

Si no puedes trabajar tus emociones solo, te vendría bien unirte a grupos en Internet que diariamente potencian tus emociones de forma positiva.
Grupo en facebook para trabajar las emociones------->
DALE CLICK